#Imperdible ūüéß DJ de 2 a√Īos causa furor en Sud√°frica

Oratilwe Hlongwane todavía está aprendiendo a hablar.
Oratilwe Hlongwane todavía está aprendiendo a hablar.

Al principio parece una chiripa. Un ni√Īo de 2 a√Īos manipula los botones de un sistema de sonido avanzado. Pero el peque√Īo s√≠ est√° controlando la m√ļsica, que se destaca por su fuerte bajo. ¬†Es Arch Jnr (AJ), el disc jockey m√°s joven de Sud√°frica.

En su presentaci√≥n en un centro comercial, una multitud lo rodea mientras mueve la cabeza al ritmo de la m√ļsica, y los grandes auriculares se le ruedan. Los adultos sacan sus tel√©fonos para grabarlo mientras los ni√Īos se limitan a mirar.

Oratilwe Hlongwane todav√≠a est√° aprendiendo a hablar, pero ya puede escoger y tocar m√ļsica en una computadora port√°til y se ha convertido en un fen√≥meno viral en las redes sociales sudafricanas.

Su madre, Refiloe Marumo, dice todo se debe a la decisión del padre de comprar un iPad cuando su hijo no había nacido.

Glen Hlongwane planeaba descargar aplicaciones educativas para acelerar la educación de su hijo. Hlongwane, que es profesor de gimnasia y aspirante a DJ, también descargó una aplicación de esa actividad para él mismo.

Cuando DJ AJ ten√≠a un a√Īo, aprendi√≥ a manejar el aparato. Pero insatisfecho con los juegos de reconocimiento de n√ļmeros, comenz√≥ a probar con la aplicaci√≥n de DJ de su pap√°.

Los padres quedaron de una pieza cuando el ni√Īo, que todav√≠a usaba pa√Īales, pod√≠a repetir en equipos profesionales lo que hab√≠a aprendido en la aplicaci√≥n y jugaba con efectos musicales.

Un video de sus andanzas se hizo viral y ahora DJ AJ tiene casi 25 mil seguidores en Facebook.

La nueva fama le ha representado presentaciones especiales y acuerdos de patrocinio que muchos DJ mayores s√≥lo pueden so√Īar.

Pero la celebridad tambi√©n ha provocado cr√≠ticas porque algunos acusan a sus padres de abuso y de sacar provecho a la precoz habilidad del ni√Īo.

“No voy a explotar a mi hijo”, dijo su padre. Los padres de DJ AJ dijeron que no lo dejan presentarse en clubes ni fiestas.

Hlongwane y Marumo dicen que no obligarán a su hijo a ser DJ cuando crezca, pero afirman que su afinidad por los equipos electrónicos probablemente será lo que decida su futuro.

Hlongwane dijo: “Puedo ver un futuro Bill Gates aqu√≠”.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.