Reino Unido se divorcia definitivamente de la UE

Theresa May acaba de invocar el artículo 50 que implica dos largos años de separación de bienes, tensiones y culpas.

Después del ultimátum del pasado verano en forma de referéndum, la decisión de separarse ya es una realidad luego que la primera Ministra británica, Theresa May, invocó este miércoles el artículo 50 del Tratado de Lisboa para la separación de un país de la Unión Europea.
La carta será entregada al Presidente del Consejo Europeo oficializando el proceso de salida de Reino Unido de la confederación de los 28, de la que formaba parte desde 1973.
La ruptura no será efectiva hasta mediados de 2019 pero todo apunta que el proceso será tenso, ya que como en todo divorcio, en este caso también habrá un proceso de separación de bienes.

De acuerdo a la UE, Reino Unido debe a las arcas cerca de 60 mil millones de euros entre pasivos acumulados, pensiones y compromisos de programas y proyectos a largo plazo. Sin embargo, los partidarios del brexit opinan que en todo caso aquí los únicos que deben dinero son los de la UE que deberían pagarle a Reino Unido 10 mil millones de euros, su parte del fondo del Banco Europeo de Inversiones.

En vilo están también los cerca de 3 millones de europeos residentes en Reino Unido y el millón de británicos que viven en los países de la Unión Europea.

Los derechos de las personas dependen en gran parte de las negociaciones en las que entrarán cuestiones como la pérdida de empleo, posibles aranceles, visados o derecho a la sanidad.
Tras la firma del inicio de separación, May pidió a los británicos que permanezcan unidos. “Cuando me sienta en la mesa de las negociaciones en los próximos meses, voy a representar a todas las personas de Reino Unido: jóvenes y viejos, ricos y pobres, de la ciudad y de todos los pueblos y aldeas. Y sí, también a los ciudadanos de la UE que han convertido este país en su hogar”, declaró la Primera Ministra.

Sin embargo, no todos los británicos están de acuerdo en que su custodia se la deba quedar Londres y no Bruselas. Ayer mismo, el parlamento escocés aprobó pedir la convocatoria de un segundo referéndum de independencia para poder quedarse dentro de la UE.
Porque no a todo el mundo le convence la idea de salir para siempre de la comunidad de países más importante surgida tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

¿Consideras que esto afectará a México?

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.